Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social Titulaciones ESSAT con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos
¿Necesitas más información?
91 315 39 55

ESSAT entrega a Fundadeps el Premio “Empresa con Alma” por su labor en el ámbito sanitario

La presidenta de la Fundación, la Dra. María Sainz, recalcó que “a Fundadeps le da mucha seguridad los niveles de formación y el rigor de ESSAT” e incidió en la necesidad de que el profesional sanitario tenga una formación humana.


Essat entrega Premio Empresa con Alma a Fundadeps

ESSAT Formación entrega el Premio “Empresa con Alma” a la Fundación de Educación para la Salud (Fundadeps) en reconocimiento a sus buenas prácticas profesionales y humanas y por ser un ejemplo tanto por su forma de tratar a los profesionales sociosanitarios como por su ambiente de trabajo.

La directora del Grupo ESSAT, Irene Prieto, entregó el trofeo y el diploma a la presidenta de Fundadeps, la Dra. María Sainz, como agradecimiento a la labor que realizan cada día en el ámbito sanitario. A lo largo de la trayectoria de ESSAT, la escuela ha mantenido una estrecha colaboración con esta organización no lucrativa, nacida en el seno del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, ya que avala la formación que imparte esta escuela que cuenta con cerca de 15 años de experiencia.

Fundadeps nació con la misión de formar “en la promoción y educación de salud” y con el objetivo de convertirse en un “referente” y en una “organización de excelencia”, tal y como explica la Dra. Sainz. Esta Fundación lleva años trabajando para mejorar la formación de los profesionales sanitarios y en ESSAT tuvimos la oportunidad de hablar con la presidenta de la Fundación el día de la recogida de su premio en la sede de Madrid.

A continuación, reproducimos la entrevista que le hicimos a la Dra. Sainz, presidenta de Fundadeps: 

“A Fundadeps le da mucha seguridad los niveles de formación y el rigor de ESSAT”


-
¿Qué iniciativas tiene Fundadeps en el ámbito de la salud y del empleo?

Fundadeps tiene programas estructurados por demanda de la administración sanitaria, educativa, cultural o científica, entre ellos, lanzó en 1995 el programa PAJEPS (Agentes Jóvenes de Educación para la Salud) que tiene como fin formar a jóvenes y que sigan como promotores de la salud en el país. Es un programa pionero que lo seguiremos manteniendo mientras la administración apueste por que la juventud sea agente de salud, una terminología que, además, nació de nuestra fundación. También tenemos otros programas poblacionales como formación en liderazgo en mujeres en temas de salud, programa de atención a organizaciones de mujeres en situaciones de riesgo… O programas temáticos en función de las necesidades o de las pandemias o epidemias que surjan. 

-¿Por qué avala Fundadeps a ESSAT Formación?               

Nos interesa mucho que todos los profesionales que están en los primeros escalones de las estructuras laborales tengan una información rigurosa porque ellos son los cimientos. Muchas veces pensamos que una empresa o una sociedad se mantiene solamente por el liderazgo y eso es un error. Si la mayoría de los trabajadores de los distintos ámbitos sanitarios, sociales y educativos no están bien formados, el resto cae. Podemos tener excelentes profesionales de la Medicina o la Investigación, pero para que estos excelentes continúen, debajo hay muchísimas personas del ámbito laboral que tienen que estar: desde el que abre la puerta, hasta el que lleva una serie de utensilios o técnicas que, si no están preparados, lo demás es baladí. Por tanto, en el mundo profesional tiene que haber esa cadena de continuidad y a Fundadeps le da mucha seguridad los niveles de formación y el rigor de ESSAT Formación y por eso mantenemos la relación. Mientras Fundadeps vea que hay ese nivel de exigencia seremos amigos.

"La expresión agradable de una cara en una situación de una adversidad total es parte de la curación"

-Y además de esta formación técnica, los profesionales del ámbito sanitario, sea cual sea su función, necesitan tener una formación humana.

Cuando hablamos de la Medicina en general y del ámbito sanitario, englobamos a muchos profesionales (médicos, enfemeros, auxiliares… y ahora, hemos ampliado el espectro a biólogos, psicólogos…) y todos se basan en una cadena se sostiene desde abajo. Para las campañas que hacemos en Medicina Preventiva, por ejemplo, empezamos por los celadores o los informadores de puerta. En cualquier programa o proyecto queremos que haya representantes de todos los estamentos laborales porque si no, cae el objetivo final que es promover la salud de la gente o curar esas enfermedades, por tanto, sólo pensar en la cúspide es como una casa que se construye por el tejado.      

-Y habitualmente el que trata más tiempo con el paciente es el celador, el auxiliar, etc.

Los que están en esos escalones son los que están con los pacientes, les atienden…, los que les dedican esa parte de humanización. Cuando la gente está en un sitio adverso va muy nerviosa porque no es su ámbito natural. Nos damos cuenta de que gran parte de la disociación que hay entre un buen servicio de alta cirugía puede caer por una mala atención, por eso las personas que hacen esta labor son valiosísimas. Se nos cae el fin último si en ese proceso de profesionales de otros ámbitos no están bien formados con esa característica humana que es la atención a la gente.  

"Queremos gente con mucha calidad humana"

Hay profesionales que les llamamos no sanitarios que tienen una influencia enorme en el resultado de salud de los que atienden. El otro día, por ejemplo, estaba una señora en una sala espera y alguien del hospital le dijo “no se preocupe que ahora le van a atender”. Me encantó la respuesta de esa señora, paciente o familiar que le dijo: “Se lo agradezco. Es la primera sonrisa que he recibido en todo el día”. La expresión agradable de una cara en una situación de una adversidad total es parte de la curación.

Queremos gente con mucha calidad humana. En las profesiones de venta se enseña mucho y en el ámbito sanitario deberíamos tenerlo como parte consustancial del ejercicio profesional. La mayoría de las quejas disminuyen cuando hay una atención humana mucho más rigurosa. Si te responden con amabilidad y con cierta comprensión, la cosa es distinta y eso es un aprendizaje que se tiene que hacer desde las escuelas básicas.